03
Jue, Dic

Los niños de los países más pobres perdieron casi cuatro meses de escolaridad

Educación
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Según un informe de la UNESCO, el UNICEF y el Banco Mundial, en materia de educación incluyendo la pérdida de aprendizaje; el apoyo al aprendizaje a distancia para estudiantes, padres y maestros.


Los escolares de los países de ingresos bajos y medios bajos ya han perdido casi cuatro meses de escolaridad desde el inicio de la pandemia, en comparación con las seis semanas de pérdida en los países de ingresos altos, según un nuevo informe publicado hoy por la UNESCO, el UNICEF y el Banco Mundial.

El informe recopila las conclusiones de las encuestas sobre las respuestas nacionales en materia de educación a la COVID-19, recogidas por la UNESCO y llevadas a cabo en casi 150 países entre junio y octubre gracias a la financiación proporcionada por la Alianza Mundial para la Educación como parte de su respuesta de financiación acelerada a la pandemia. Según el informe, los escolares de los países de ingresos bajos y medios bajos son los que menos probabilidades tienen de acceder a la enseñanza a distancia, los que menos posibilidades tienen de ser supervisados en relación con su pérdida de aprendizaje, los que más probabilidades tienen de sufrir retrasos en la reapertura de sus escuelas y los que más probabilidades tienen de asistir a escuelas con recursos insuficientes para garantizar la seguridad de las operaciones.

Más del 90% de los países también han adoptado medidas para apoyar a los escolares que corren el riesgo de quedar excluidos de la enseñanza a distancia, sobre todo a los alumnos con discapacidades. Sin embargo, uno de cada tres países de bajos ingresos no introdujo ninguna medida para apoyar el acceso o la inclusión de los que corren el riesgo de quedar excluidos.

Incluso antes de la pandemia, el aprendizaje de los niños estaba en crisis. La mitad de los niños de 10 años de edad de los países de ingresos medios y bajos no podían comprender una simple frase escrita. Más de 250 millones de niños ya estaban sin escolarizar, cifra que probablemente puede aumentar en por lo menos 24 millones como consecuencia de la pandemia. Los escolares de hoy en día podrían perder 10 billones de dólares de ingresos durante su vida laboral, lo que equivale al 10% del PIB mundial.

 

Fuente: UNESCO

Infórmate de las últimas noticias.